Patatas con zumo

Patatas con zumo

Ingredientes para 4 personas:

-400 g de patata roja

-500 ml de caldo oscuro de pollo

-10 g de pimentón dulce

-100 g de almidón de Kuzu

-250 ml de agua

-1 diente de ajo

-4 hojas de eucalipto

-2 dl de aceite de girasol

-sal Maldon

Preparación:

Pelar las patatas y ponerlas a cocer con el agua, el caldo de pollo y el pimentón dulce. Una vez bien cocidas, sacarlas y pasarlas por el túrmix hasta obtener una crema fina. Rectificar de sal. Hervir más el caldo hasta que se reduzca y colarlo. Calentar la crema de patata y añadir el almidón de Kuzu diluido con 1 dl de agua. Trabajar la mezcla al fuego 30 min hasta que sea una masa semi-transparente. Reservar en frío en moldes de 1, 5 cm de alto. Una vez frío, cortar las porciones de patata. Calentar los dados en el horno de vapor 15 min a 85 º C. Enfriar con agua y hielo. Pelar el diente de ajo, Filetearlo y freír hasta que tenga una textura crujiente. Infusionar las hojas de eucalipto con el aceite de girasol a fuego bajo 1 hora. Montaje: Calentar las porciones de patata con la salsa, acaba el plato con el ajo frito, el aceite de eucalipto y la sal Maldon.

Adelgazar debidamente

Adelgazar debidamente

Adelgazar supone un sacrifico de cambios de hábitos en la alimentación, incluso de cambio de vida en general, pues comer de forma saludable, se convierte en un estilo de vida. De esta forma, el metabolismo va cambiando y logrando que el peso vaya disminuyendo si sacrificio.

Hemos de combinar correctamente los alimentos, pues así las digestiones se realizan más fácilmente, pues si sucede lo contrario, el metabolismo se ralentiza y aparecen los gases y el estreñimiento.

Los alimentos rápidos de digerir, son aquellos que el organismo reacciona acelerándose, por lo tanto, la quema de calorías se hace de manera más rápida. Como ejemplo, tenemos que si se comen proteínas y carbohidratos, los dos hacen presión en el sistema digestivo, por lo tanto la digestión se hace más lenta, entonces la comida se fermenta en el estómago, se producen así los gases y la saciedad, teniendo mayor sensación de cansancio y decaimiento cuando realizamos esta pesada comida.

Combinar los alimentos correctamente, es el secreto de muchas dietas, estas se organizan en dos etapas, la primera para perder el peso y la segunda para mantenerse, consiguiendo un nuevo estilo de vida. En la primera etapa, se han de eliminar los alimentos que dañan, separarlo en cuatro grupos, según sus aportes y aprender a consumirlos en cuanto a su combinación. En la segunda, se ofrecen “recompensas” en forma moderada, sin perder el equilibrio de la dieta, es decir, incluir alguna copita de vino, una pizca de azúcar, un poquito de chocolate… siempre de manera puntual.

Las dietas energéticas

Las dietas energéticas

Comenzar el día con energía, es el secreto de una buena dieta. En ello, está el desayuno completo, el cual, se convierte en la principal comida del día. Este ha de contener lácteos (yogur, leche, queso…), frutas y cereales. Pero no solo con esto, se consigue la energía necesaria para afrontar el día, sino tener especial cuidado con las comidas demasiado abundantes, pues alimentar al organismo con más energía de lo necesario, no beneficia para nada. Se ha de tomar solo lo justo  que se necesita para funcionar, ya que las digestiones se pueden volver pesadas. Tampoco la dieta ha de ser pobre y escasa, ya que la monotonía o la poca nutrición pueden debilitarnos. Un buen menú saludable, es aquel que alterna toda clase de alimentos, sobre todo frutas y verduras.

Igualmente las comidas deben ser a lo largo del día en varias veces, cinco al día y en poca cantidad es lo perfecto. No es nada conveniente hacer pocas comidas en excesivo alimento, pues muchas horas sin comer, baja la azúcar en sangre y dan sensación de fatiga. La fibra es una gran aliada, pues aporta mucha energía y duradera, ideal para la merienda.

La hidratación, es también muy importante. Es necesario tomar como mínimo dos litros de agua diariamente o bien en zumos, sopas, infusiones, etc. Si no consumimos suficiente líquido, el corazón se esfuerza en su trabajo y el cansancio es evidente. La orina es un buen control para saber si tu cuerpo está bien hidratado. Ir al baño cada dos o tres horas, es signo de buena hidratación.

La dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica

¿Has oído hablar alguna vez de las dietas macrobióticas?, pues esta es de origen japonés, la cual, como esta cultura siempre persigue, logra el equilibrio del cuerpo y la mente. Se busca estas cualidades a través de la alimentación. Su creador fue Georges Ohsawa, realizándola con la combinación del ying y el yang, los cuales tienen unos principios que evitan las enfermedades espirituales.

Se clasifican los alimentos en dos, unos pertenecen al yin y los otros al yan. Los primeros, son los fríos como frutas, verduras, lácteos… y los segundos los calientes, pescados, cereales, tubérculos… estos últimos se consumen menos.

La dieta, se compone del 50% de cereales integrales (de esta forma se retiran los alimentos refinados), el 15% de frutas y legumbres y el resto del porcentaje por verduras.

Algunos alimentos orientales son específicos y básicos en este tipo de alimentación, estos pueden ser el mijo, cous cous, soya, hongos, algas… pero actualmente se puede conseguir en muchos supermercados, pues hoy en día, toda se ha universalizado.

Si te has decidido a seguir esta dieta debes de saber:

-se deben evitar alimentos procesados y artificiales, teniendo como preferencia los orgánicos y naturales

-azúcar y sal, se han de consumir de manera natural, dejando a un lado las formas refinadas

-café y té también se han de dejar a un lado

-pescado y huevos, se pueden consumir de manera orgánica

-las carnes blancas, se pueden incluir de vez en cuando

-carnes rojas y lácteos están prohibidos

-dulces y miel se evitan, al igual que tubérculos y tomate

Dieta elaborada por medico

La dieta Montignac
Alimento Cantidad Calorías Proteínas Lípidos Glúcidos
Leche des. 200 ml. 72 7.2 0.2 9.8
Zumo naranja 200 ml. 272 0.6 —– 71.6
Pan tostado 60 grs. 188.4 5.64 12:54 41.1
Mantequilla 10 grs. 79.5 12:02 8:53 0
Judía 250 grs. 37.5 2.5 12:25 8
Aceite 5 grs. 46.5 —– 4.99 0
Ternera 100 grs. 224 08.26 03.12 —–
Manzana 180 grs. 93.6 12:54 0.72 24.84
Infusión 200 ml. 116 02.28 —– —–
Queso fresco 50 grs. 95 6:05 7.3 1:58
Manzana 180 grs. 93.6 12:54 0.72 24.84
Huevo 100 grs. 155 13.06 10.09 12:55
Jamón dulce 50 grs. 109.5 05.11 7.6 6.4
Lechuga 100 grs. 17 2.1 0.2 9.2
Mandarina 200 grs. 66 2.4 1.8 21.06
TOTAL (grs.) 106.78 55.15 211.41
TOTAL (cal.) 1665.6 427.16 496.35 845.64
TOTAL (%) 25.64 29.08 50.77

La dieta número 3 aporta 1665.6 calorías, por lo tanto es más calórica que las otras dos, pero es también adecuada para el adelgazamiento porque generalmente cuando una dieta aporta menos de 2000 calorías, ya se empieza a disminuir de peso. En cuanto a los nutrientes, nos ofrece un 25.64% de proteínas, un 29.8% de lípidos y un 50.77% de glúcidos. Podríamos decir que es equilibrada, aunque quizás contiene demasiadas proteínas ya que se sobrepasa un 5% de lo establecido; seguramente que sería más apropiado que este cinco por ciento sobrantes, pasara a ser glúcido. En resumen, la dieta aporta un pequeño exceso de proteína poco importante, pero se podría seguir considerando equilibrada, porque no creo que este pequeño incremento se notara en nuestro cuerpo.

Dietas con píldoras

Dietas con píldoras

Existe una afición muy errónea en cuanto a las dietas en las que se suprimen alimentos y se sustituyen por píldoras, las cuales, se toman sin prescripción médica. Estas píldoras, están aconsejadas para perder peso y se dividen en dos clases: inhiboras y bloqueadoras de grasas.

Las primeras, se dividen a su vez en dos tipos.

-funcionan como dilatadoras del estómago, produciendo así saciedad y eliminando el apetito. Sus problemas consecuentes son el daño del intestino

-contiene drogas (anfetaminas, efedrinas), utilizadas  para casos de obesidad. El gran problema de estas es la afección en el sistema nervioso y adicción, además de causar daños en el sistema endocrino

Las segundas, destinadas a la absorción de grasas, como su propio nombre indica, cumplen dicha función,  impiden que las grasas sean absorbidas por el organismo y se expulsen completamente por la orina. Estas son recetadas solamente si se tiene sobrepeso, pero la obsesión de muchas mujeres por quitarse esos kilitos de más que les sobran, les lleva a la capacidad y el riesgo de tomarlas. Los problemas que se pueden encontrar son los siguientes:

-problemas cardiovasculares, pues se acelera el ritmo cardíaco

-aumenta la presión sanguínea, por lo tanto se sufre el riesgo de hipertensión

-sequedad en la boca

La dieta más adecuada, es aquella en que se consumen todos los alimentos de forma equilibrada, ya que el organismo necesita de todos los nutrientes y grasas, pero de una forma establecida y controlada, nunca de manera artificial.

Salsas light

Salsas light

La pasta, tiene la fama de ser un alimento con muchas calorías, sin embargo, se ha de saber que estas,  son hipocalóricas (160 gramos de pasta tiene 233 calorías). Lo que realmente les aporta calorías, son las salsas que las acompañan, pero… ¿por qué privarnos de ello? Si este es el secreto, podemos preparar pastas light para acompañarla. Macarrones, espaguetis, lasañas… pueden acompañarse de las siguientes y ricas salsas que no te aportarán demasiadas calorías, te las detallamos a continuación. Toma nota:

Salsa Roja light con champiñones

-1 kg de tomates maduros

-1 cebolla mediana

-una cucharada de albahaca

-media taza de champiñón

-aceite de oliva

-ajo picado

-1 cucharadita de azúcar

-sal y pimienta

Preparación:

Fríe los ajos y la cebolla en el aceite. Cuando esté un poco dorado, añade el tomate en trocitos (quita la piel y las pepitas). Déjalo hervir unos 10 minutos y añade los champiñones (en láminas). Aparta del fuego y tritúralo  modo de puré. Añade la albahaca, azúcar y la sal. ¡Listo!.

Salsa Blanca (bechamel) light

–                    1 taza de leche desnatada

–                    1 cucharada de harina

–                    un poco de nuez moscada (rallada)

–                    sal y pimienta

Preparación:

Agrega la harina a la leche y ves deshaciendo hasta que no queden grumos. Ponla a fuego lento y ves moviendo para que no se hagan grumos. Agrega la sal y prueba al gusto. Antes de apagar el fuego añade la nuez moscada. La salsa está lista cuando espesa (todavía en el fuego).

El café verde puede ayudarte a adelgazar

El café verde puede ayudarte a adelgazar

Ya conocemos un nuevo alimento que puede ayudarte en la lucha contra los kilos de más. Se trata del café verde. Según ha descubierto un grupo de investigadores de Estados Unidos, a través de un estudio realizado con 16 personas con sobrepeso u obesidad, este producto puede ser un gran aliado de las dietas. Indican que consumiendo 28 gramos de extracto de café verde cada día, estos individuos perdieron un 10% de su peso corporal.

Los sujetos, además, realizaron ejercicio físico durante el proceso, por lo que Joe Vinson, de la Universidad de Scranton, confirma que “consumir múltiples cápsulas de extracto de café verde al día -mientras se sigue una dieta baja en grasas y se practica ejercicio regularmente- parece ser una manera segura, eficaz y barata de bajar de peso”.

La explicación al fenómeno procede, tal como explica Vinson, del ácido clorogénico que está presente en los granos sin tostar. Cuando los granos se tuestan para darles el color, aroma y sabor característico del café, pierden esta propiedad, pero los granos de café verde la mantienen. Por ello también, tienen poco aroma y un sabor amargo.

Leer las etiquetas de los envases

Leer las etiquetas de los envases

Para llevar a cabo una dieta saludable, hemos de comprobar en los alimentos que compramos, los verdaderos nutrientes que contienen. Esto está indicado en la etiqueta de los envases.

La información nutricional, es muy importante si queremos que nuestra dieta sea equilibrada, pues a través de ello, podemos controlar lo que comemos, tanto en valor nutricional como calórico.

Pero nos encontramos con el inconveniente que nos ponemos a leer y no entendemos muchas de las cantidades y productos que nos indican. Parecen cifras indescifrables y nos sentimos indecisos ante ellas.

El término “sin” o “cero” no significa lo que pensamos, tampoco conocemos la diferencia en “sin grasa” o “sin colesterol”. Definiciones como “grasa saturada reducida”, nos dejan en duda de qué serán. No conocemos muchos de los significados que estas etiquetas nos muestran. ¿Quieres aprender a conocerlas?, pon atención:

-cero colesterol o sin colesterol. Quiere decir que tiene menos de 2 miligramos o lo que es lo mismo, menos de dos gramos de grasa saturada

-cero calorías o sin calorías. Esto es que en cada porción, hay menos de 5 calorías

-cero grasa o sin grasa. El alimento tiene menos de 0,5 gramos de grasa

-cero grasa trans o sin grasa trans. Se refiere a que tiene menos de 0,5 gramos de grasa trans y menos de 0,5 gramos de grasa saturada por cada porción

-sin azúcar. Su cantidad es 0,5 gramos menos de azúcar

-sin sal o sin sodio. Contiene menos de 5 miligramos de sodio

-bajo en colesterol. La cantidad exacta es 20 miligramos o menos en colesterol

Consejos para controlar las varices

Consejos para controlar las varices

Muchísimas mujeres, principalmente de mediana edad, pero también más jóvenes, se ven afectadas por las antiestéticas varices. La genética y los hábitos de vida son factores determinantes para su aparición, y aunque no suelen ser dolorosas, las chicas que las tienen suelen acomplejarse y evitan en lo posible mostrar las piernas.

Las varices son dilataciones de las venas que suelen aparecer en las piernas, pero también pueden estar en el esófago, el ano o los testículos. El sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo influyen en su aparición, al igual que el estar mucho tiempo de pie o vestir ropa muy ajustada, que son actividades que pueden favorecer que suframos este problema.

Lo más recomendable para evitarlas es hacer ejercicio de forma regular, mantener una dieta saludable y no experimentar subidas y bajadas de peso muy bruscas. Para eliminarlas, en caso de que ya existan, los métodos más eficaces pasan por la cirugía, pero cada vez están más perfeccionados, así que el resultado es muy bueno. Es necesario, eso sí, que te asesores bien y acudas a un centro especializado de profesionales preparados.