Dietista y Nutricionista en Marlloca

Juan Antonio Ruiz Experto en Dietista Nutricionista en Mallorca, nos habla de las ventajas de una dieta rica en proteínas

Está claro que hay un montón de dietas en el mundo, hay casi una para cada persona, por ejemplo, podemos encontrar la clásica dieta mediterránea o una de las que se está haciendo cada vez más sonada, la dieta paleolítica, centrada en volver a nuestros orígenes como especie y a reforzar nuestra salud. Pero sin duda hay otra que nunca pasará de moda porque sus beneficios han sido estudiados y más que probados, y es la dieta rica en proteínas, la cual es perfecta si quieres ganar masa muscular y perder grasa corporal.

A pesar de lo que se suele creer, las proteínas no solo están en la carne, también puedes encontrarlas en los vegetales, por lo que no hace falta seguir una dieta estrictamente carnívora para poder ganar masa muscular, aunque por supuesto, siempre se recomienda una dieta que equilibre ambas cosas, las proteínas más puras de la carne, con los vegetales que te darán otro tipo de beneficios adicionales.

¿Qué tiene de bueno una dieta rica en proteínas?

Las proteínas tienen altos beneficios en el organismo, no solo te ayudarán a que le músculo crezca, también favorecerán a que te recuperes antes del ejercicio físico. Porque obviamente la dieta y el entrenamiento tienen que ir de la mano, aunque un entrenamiento sin proteínas no te llevará a ninguna parte.

Por ello, si lo que quieres es una recuperación más acelerada para una mayor rapidez en conseguir tu objetivo, las proteínas te ayudarán a ello, ya que son de digestión lenta. Pero no es el único beneficio, porque también ayudarán al músculo a crecer y darle forma, porque por mucho peso que levantes, no conseguirás darle forma si lo que comes no es lo indicado.

Tipo de proteínas

Como hemos visto antes, hay dos tipos de proteínas, las que se encuentran en la carne, que suelen ser las más beneficiosa para el cuerpo, ya que la genética de estas es mucho más parecida a la del cuerpo humano, con lo que nosotros las absorbemos mejor y más rápidamente.

Y después están la de los vegetales, que, aunque no las absorbamos tan deprisa, nos proporcionan otras cosas que las de los animales no, como pueden ser antioxidantes y vitaminas, lo que ayuda a aumentar la resistencia de nuestro cuerpo contra enfermedades y más cansancio.

Aparte de ello hay que destacar qué clase de proteínas debemos tomar, porque no todas son iguales. Sobre todo, hay que intentar librarse de todas las grasas, es cierto que le pollo contiene muchísimas proteínas, 30 gramos por cada 100, pero si compramos cinco pillos asados que ya vienen hechos, quizá el efecto sea un poco contraproducente, ya que la salsa que contiene lleva mucha grasa que luego no va a costar lo suyo quemar. Siempre hay que intentar que la carne sea lo más magra posible, es decir, cuanto más fina, mejor. Además de cocinarla con nada o poco aceite, y si es cocida, muchísimo mejor.

En cuanto a los vegetales, lo mismo, todo lo que sea cocido será mucho mejor para tu cuerpo, aunque hay otros alimentos que también ayudarán a conseguir lo que quieres, por ejemplo, los huevos, en concreto su clara, ya que comiendo dos al día notarás unos beneficios muy grandes, ya que contiene muchísimas proteínas.

También está bien que añadas a la dieta pan integra o harina de trigo, es lo que finalmente dará forma a tu músculo. Después de unas semanas de entrenamiento vas a empezar a notar resultados y a ver la capacidad de las proteínas que tienen de ayudarte a llegar donde quieres.

Conclusiones

Como dato final, decir que las proteínas tienen un último beneficio para tu salud digno de remarcar, y es que contiene un neurotransmisor que conecta con nuestro estado de ánimo, lo que quiere decir que estaremos más contentos cuando consumamos proteínas, lo que es una clara ventaja para aumentar la motivación cada día, continuar con la dieta sin dejarla a las dos semanas y seguir yendo al gimnasio para conseguir lo que nos hemos propuesto.

Recuerda siempre ir a un nutricionista si te es posible, pero una dieta alta en proteínas no tiene ningún efecto adverso en tu salud, cuanto más equilibrada, mejor.